lunes, 21 de septiembre de 2009




Sólo teníamos una vieja ventana oxidada a través de la que mirar, pero corrimos las cortinas y entró la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario